Dona médula

"Porque todos podemos salvar una vida"

¿Que es la médula ósea?

La médula ósea es el tejido blando que se encuentra en el interior de los huesos esponjosos (tipo cadera y fémur). En ella se crea las células formadoras de la sangre. Estas células son células inmaduras (también llamadas células madre) que se convierten el glóbulos rojos - que transportan el oxígeno al cuerpo, blancos – que combaten las infecciones o plaquetas que ayudan en la coagulación de la sangre.

¿Para qué necesitamos Médula Ósea?

Cuando tenemos problemas de la sangre que afectan o una varias partes de la misma que dificultan o impiden que ésta cumpla su función. El trasplante de médula ósea es un procedimiento que reemplaza las células madre defectuosas de la médula ósea de una persona, como por ejemplo la leucemia, enfermedades grave de la sangre como talasemias anemias aplásicas, Mieloma múltiple o ciertas enfermedades inmunitarias, pasemos a explicarlas un poco:

¿Qué es la leucemia?

La leucemia es una enfermedad que afecta a los órganos productores de los glóbulos blancos de la sangre, que son los que nos ayudan a combatir las infecciones; en la leucemia hay una producción excesiva de ellos de glóbulos blancos anormales, reemplazando a las células sanas e impidiendo que la sangre cumpla su función. Existen diferentes tipos de leucemias dependiendo de a qué tipo de glóbulos blancos afecte y pueden ser agudas o crónicas según la rapidez de crecimiento de las células anormales.

  • Leucemia linfocítica Aguda o linfoblástica donde hay demasiados glóbulos blancos de el tipo linfoblastos. Es el más común en niños.
  • Leucemia linfocítica Crónica, es el segundo tipo más común en adultos, suele ser asintomática aunque puede aparecer inflamación de ganglios, cansancio y pérdida de peso junto con fiebre.
  • Leucemia mieloide aguda, la más común en adultos.
  • Leucemia mieloide crónica, en esta enfermedad la mayoría de las personas tiene una mutación (una modificación) en un gen, el cromosoma Philadelfia.
  • Así estaría la leucemia linfoide que a su a vez puede ser crónica o aguda y la leucemia mieloide que también puede ser crónica o aguda.

¿Qué es el linfoma?

Un linfoma es una forma de cáncer del tejido linfático (sistema linfático- es parte del sistema inmunitario que ayuda a combatir las infecciones y también ayuda con la circulación de los líquidos en el cuerpo), que afecta al sistema inmunológico, específicamente, es un cáncer en las células defensivas del sistema inmunitario llamadas linfocitos, un tipo de leucocito (glóbulo blanco). Tenemos en el cuerpo dos tipos de linfocitos: Linfocitos B (células B) que producen proteínas llamadas anticuerpos para ayudar a protegernos contra gérmenes (bacterias y virus) y el Linfocito T (células T) que también tiene subtipos, unas que destruyen gérmenes o células anormales del cuerpo y otras que estimulan o desaceleran la actividad de otras células del sistema inmune. Se desconocen las causas desencadenantes de este tipo de cáncer, aunque se han visto factores de riesgo como la edad, el sexo y la infección por el virus de Epstein-Barr pueden afectar el riesgo de linfoma de Hodgkin en adultos.

El cáncer del sistema linfático se clasifica por el tipo de células inmunes afectadas. En el tipo de linfoma no Hodgkin (LNH), (aproximadamente el 90% de los casos) las células B y células T resultan afectadas, dichas células son tipos de linfocitos que desempeñan papeles especiales en la activación de la inmunidad como hemos hablado más arriba.

Estos pueden ser de alto grado o bajo grado y, su tratamiento y pronóstico varían. Hay muchos tipos diferentes de LNH. La mayoría de los tipos se forman a partir de células B, pero algunos se forman a partir de las células T o los linfocitos citolíticos naturales (CN). El LNH puede ser poco activo (de crecimiento lento) o agresivo (de crecimiento rápido).

Los tipos más comunes de LNH son el linfoma difuso de células B grandes, que suele ser de crecimiento rápido, y el linfoma folicular, que suele ser de crecimiento lento. La micosis fungoide y el síndrome de Sézary son tipos de linfoma no Hodgkin que se originan en los glóbulos blancos de la piel.

En el linfoma de Hodgkin (10% de casos) las células cancerosas son por lo general un tipo anormal de linfocitos B, conocidos como células de Reed-Sternberg. Estas células comienzan a crecer de forma incontrolada y dado que el tejido linfático se encuentra en muchas partes del cuerpo, el linfoma puede originarse en casi todas las partes del cuerpo.

Las localizaciones principales son:

  • Ganglios linfáticos, que son grupos de linfocitos y otras células del sistema inmunológico. donde más frecuentemente se origina el linfoma sobretodo en las localizaciones de tórax, cuello y axilas.
  • Bazo, órgano que se encuentra por debajo de la parte inferior de las costillas en lado izquierdo del cuerpo.
  • Médula ósea.
  • Timo: órgano pequeño detrás del esternón.
  • Amigdalas y adenoides.

Entre los signos del linfoma de Hodgkin en adultos se incluyen ganglios linfáticos inflamados, fiebre, sudores nocturnos y pérdida de peso.

Este tipo de linfoma puede aparecer a cualquier edad, afecta más a hombres que mujeres y la mayoría se curarán completamente.

Una vez mencionado unas de las enfermedades que se pueden beneficiar del trasplante de médula ósea, hablemos de la donación de médula.

¿Qué es un trasplante de médula?

En un trasplante de médula o de sangre se reemplazan las células formadoras de sangre enfermas por otras sanas. Antes del mismo hay que realizar un tipo de tratamientos como son la quimioterapia con o sin radiación para destruir las células y la médula enfermas. Estas ingresan en en el torrente sanguíneo por un catéter (tubo intravenoso), desde el torrente sanguíneo éstas van por si solas a la médula ósea donde se multiplican y comienzan a fabricar glóbulos rojos, blancos y plaquetas sanas.

Tenemos dos tipos principales de trasplante:

  • Trasplante autólogo: donde se usan las células progenitoras del mismo paciente.
  • Trasplante alogénico: donde se usan células progenitoras donadas por otra persona. Puede ser un familiar u otra persona desconocida. En este caso los genes del donante deben concordar al menos parcialmente con los genes del enfermo.

¿De donde provienen esas células?

Existen 3 fuentes de células formadoras de sangre que se usan en trasplantes:

  • médula ósea: el tejido esponjoso que se encuentra dentro de los huesos donde se encuentran las celulas inmaduras también conocidas como células madres hematopoyéticas o formadoras de sangre.
  • células progenitoras de sangre periférica.
  • sangre del cordón umbilical.

¿Por qué se usan los trasplantes de médula ósea o de sangre periférica en el tratamiento del cáncer?

Una de las razones es porque esa médula no está funcionando debidamente y otra razón por la que se usan es para que estos pacientes puedan recibir dosis muy altas de quimioterapia o radioterapia. para ayudar a entender este concepto, explicaremos como funcionan estos dos tratamientos.

La quimioterapia y la radioterapia afectan generalmente a las células que se dividen con rapidez. Se usan para tratar el cáncer porque las células cancerosas se dividen con más frecuencia que las células sanas. Sin embargo las células de la médula ósea si se dividen también con mayor frecuencia, por lo que estos tratamientos pueden dañarlas gravemente o destruirlas. Sin médula ósea sana el paciente ya no puede producir los globulos sanguineos necesarios para una correcta función del cuerpo (transporte de oxígeno, defensa contra infecciones y coagulación de la sangre). Por lo tanto, un trasplante de médula ósea o de sangre periférica reemplazan las células destruidas por el tratamiento.

¿Cómo me hago Donante de Médula Ósea en mi país?

Contactando con el Centro de Referencia más cercano a tu localidad, para ello busca en la página web de la Fundación Josep Carreras (España) y encontrarás donde tienes que llamar o dirigirte para que te puedan extraer la muestra de sangre requerida para hacer la analítica de compatibilidad necesaria, y además rellenar una hoja de consentimiento informado que puedes obtener en dicho Centro de Referencia o la puedes bajar desde la página web de la Fundación Josep Carreras y rellenarla con tus datos.

¿Cómo funciona?

Una vez que te han extraído la muestra de sangre y has rellenado la hoja de consentimiento informado, harán la analítica de compatibilidad necesaria. El resultado de esta analítica será volcado en la base de datos del Registro de Donantes de Médula Ósea de tu País. En España está gestionado por la Fundación Josep Carreras con sede en Barcelona y está conectado con el resto de los Registros de los diferentes países. De esta forma las búsquedas de donantes compatibles con enfermos que necesiten un trasplante de médula se realizarán a nivel internacional.

Cuando aparece un donante compatible con un paciente se valora el estado de salud del donante, a ver si está en condiciones física de donar y si es así, se procede a extraer estas células que están en la médula ósea y que son las que necesita el paciente.

¿Qué requisitos debo tener para donar médula?

Los requisitos que debe tener un donante de médula son los siguientes:

  • Tener entre 18 y 40 años (una vez que te has hecho donante te mantendrán activo hasta los 60 años).
  • Tener buen estado de salud (no tener ninguna enfermedad cardiaca, renal, hepática, infectocontagiosa, es decir ninguna medicación crónica).
  • Tener el propósito de ser donante para cualquier persona en cualquier lugar del mundo. Si alguna vez llegas a donar, será un acto anónimo, no sabrás a quien donas ni el paciente que recibe un trasplante sabrá de quien lo recibe.

Soy compatible para donación, que sucede ahora?

Se hace una recolección de células madre de la sangre periférica. Este proceso se llama leucaféresis.

Primero el donante recibe 4-5 días antes mediación para aumentar y para ayudar a las células madre a trasladarse al torrente sanguíneo.

Durante la recolección, la sangre se extrae del donante a través de una vía intravenosa.

La parte de los glóbulos blancos que contiene células madre se separa en una máquina y se retira para suministrarselas más tarde al receptor.

Los glóbulos rojos se devuelven al donante a través de una vía intravenosa conectada a su otro brazo.

El procedimiento tarda aproximadamente unas 3 horas. Como efectos secundarios podemos tener:

  • Dolor de cabeza.
  • Dolor en los huesos.
  • Molestias derivadas de las vías intravenosas en los brazos.

Existen muy pocos riesgos para el donante y no hay efectos duraderos en la salud ya que el cuerpo reemplazará la médula ósea donada en aprox 4-6 semanas.


¿Y si no puedo donar?

Si no estás dentro de esos parámetros de edad de entre 18 - 40 años, puedes también contribuir con tu donativo para aportar tu grano de arena, el cual será destinado íntegramente a la Fundación Uno Entre Cien Mil dedicada a la investigación de leucemia infantil.

https://www.migranodearena.org/reto/18306/alaska-run-for-leucemia